Alitas picantes

Alitas picantes; carne de pollo con una salsa con fuerte y contundente sabor... Aquí tenéis un hot wings a caballo entre la receta de Buffalo y la china.

Receta de alitas picantes

Ingredientes para preparar alitas picantes

  • 12 alitas de pollo
  • Sal
  • Pimienta
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 2 cucharadas de vinagre balsámico
  • 2 cucharadas de salsa de soja
  • 1 chorrito de ketchup
  • 1 cucharadita de tabasco
  • 1 cucharadita de pimentón picante
  • 1 cucharadita de maicena
  • 1 pastilla de caldo de ave
  • 1/4 l. de de agua

¿Cómo preparar alitas picantes?

  • Vamos a comenzar por limpiar bien el género, quitándole los restos de plumillas y lavándolo bien, para que nos queden unas alitas picantes espectaculares. Por cierto, les retiramos las puntas a las alas para evitar que se quemen.
  • Ahora las vamos a trocear partiéndolas por la articulación y así nos quedarán los dos trozos de cada ala. Salpimentamos y reservamos.
  • Cogemos una buena fuente y ponemos el agua con la pastilla de caldo. Disolvemos bien (si no puedes, calienta un poco el agua) y añadimos el resto de ingredientes; vinagre, azúcar y salsa de soja más o menos dos cucharadas de cada, a no ser que os guste más notar el sabor de algún ingrediente en particular o que os apetezca matizar más o menos el grado de acidez, etc.
  • Del resto de ingredientes lo normal es un cucharadita de cada uno, pero claro eso también depende de cuán fuertes nos gusten las alitas picantes. Por cierto de ketchup ponéis un chorrito.
  • Mezclamos muy bien todos los ingredientes, hasta que queden completamente disueltos y combinados. Ahora metemos las alitas en este marinado y las dejamos adobar. Tapamos el cuenco y lo dejamos macerar durante un par de horas, como mínimo, a temperatura ambiente.
  • Pasado el tiempo de maceración, freímos las alitas en abundante aceite caliente, hasta que estén doraditas. Las dejamos escurrir sobre papel absorbente y prestamos atención a la salsa de la maceración.
  • La echamos en una sartén con bastante fondo o un wok y dejamos que vaya reduciendo al fuego, hasta que vaya cogiendo una textura espesa. Añadimos la maicena y la disolvemos bien para que no se haga grumos. Esto ayudará aún más a espesar.
  • Cuando creamos que ha reducido lo suficiente, probadla, por si necesitáis modificar algún ingrediente. Si no es así, ya tenéis lista la salsa de las alitas picantes. Echáis las alitas al wok, junto a la salsa, las mareáis un par de veces y apartáis. A comer y ya me contaréis.
  • Foto orientativa: permanently scatterbrained